dilluns, 28 de setembre de 2015

* Chill Out

Me da miedo aquello que me relaja
aquellos estupefacientes, legalizados o no, que hacen que mi cuerpo se relaje,
que el nivel de alerta se adormezca,
que mis parpados se cierren descansados,
que mi mente titubee al pensar,
que el mundo gire a mi alrededor,
que mis manos pesen
al igual que mi cuerpo
al igual que mi cabeza
al igual que mi sueño.


Me da miedo relajarme,
tal vez, por si me acostumbro,
por si dejo de vivir corriendo
a contracorriente,
y olvido sentir el estrés
a flor de piel
día tras día
pisándome los pies. 


Me da miedo sentirme relajada
como si las cosas banales perdieran importancia
como si redujera mi mundo
a tan solo una mirada
o a una bocanada
de aire nocturno.
Como si acostarme en la cama
pudiera parecerme lo más bonito
en esta noche de calma.


Me da miedo relajarme
y ver que pierdo el tren
sin darme la oportunidad de coger el siguiente.
Y disfrutar de que la vida pasa
y el reloj avanza
y no sentirme angustiada porqué,
tan solo me limite a vivir el presente.


Me da miedo que mi mente se relaje
y no sienta obligaciones
como levantarme cuando el despertador proteste
como comer cuando el reloj lo indique
como dormir porqué tengo que levantarme
a una hora prudente
y no cuando mi mente
decida que ha vivido lo suficiente
como para recuperar fuerzas
hasta el día siguiente.


Me da miedo relajarme
y sentir que estoy viva
y querer vivir.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada